jueves, noviembre 13, 2014

Analisis de ¿A donde van?


Adónde van las palabras
que no se quedaron
adónde van las miradas
que un día partieron
acaso flotan eternas
como prisioneras de un ventarrón
o se acurrucan entre las rendijas
buscando calor. Acaso ruedan entre los cristales
cual gotas de lluvia que quieren pasar
acaso nunca vuelven a ser algo?
acaso se van
y adónde van
adónde van? En que estarán convertidos
mis viejos zapatos
adónde fueron a dar
tantas hojas de un árbol
por dónde están las angustias
que desde tus ojos rodaron por mí
adónde fueron mis palabras sucias
de sangre de abril. Adónde van ahora mismo estos cuerpos
que pueden nunca dejar de alumbrar
acaso nunca
vuelven a ser algo?
acaso se van
y adónde van
adónde van? Adónde va lo común
lo de todos los días
el descalzarse en la puerta
la mano amiga
adónde va la sorpresa
casi cotidiana del atardecer
adónde va el mantel de la mesa
el café de ayer. Adónde van los pequeños
terribles encantos que tiene el hogar
acaso nunca vuelven a ser algo?
acaso se van y adónde van
adónde van?

Maine Es una canción que toma su formato de un tópico literario llamado "Ubi sunt?", en latín significa "¿dónde están?"; es decir, una seguidilla de preguntas que siempre apuntan a lo mismo: preguntarse por el paradero de aquellas grandes personas y cosas que desaparecieron. Se empleaba invariablemente en todas las elegías de la antigüedad, todo poema dedicado a honrar una figura recientemente desaparecida tenía su "ubi sunt". Después lo retoma Manrique, en la Edad Media, en las "Coplas por las muerte de su padre" es el "ubi sunt" más famoso... ¿Qué se hizo el rey don Juan?
Los infantes de Aragón
¿qué se hicieron?
¿Qué fue de tanto galán,
qué fue de tanta invención
como trajeron?
Las justas y los torneos,
paramentos, bordaduras
y cimeras,
¿fueron sino devaneos?
¿qué fueron sino verduras
de las eras?

¿Qué se hicieron las damas,
sus tocados, sus vestidos,
sus olores?
¿Qué se hicieron las llamas
de los fuegos encendidos
de amadores?
¿Qué se hizo aquel trovar,
las músicas acordadas
que tañían?
¿Qué se hizo aquel danzar,
aquellas ropas chapadas
que traían? Aunque es más corto que los que se empleaban en la antigüedad, que eran eternos. trovadorhp79 Lo curioso es que Silvio le agrega una respuesta hipotética y metafórica, que analizaste muy bien. Muchas gracias. Abrazos. Quiza se van a la mar, que es el morir ... Trauko:Siempre la letra de esta canción desarrolló en mi mucha angustia. El paso monolítico del tiempo torna el pasado a desechable, pero tal cual dice silvio, es que acaso las emociones, los desvelos, las risas del ayer no valen nada?, si no valen nada entonces, cuál es el valor de tanto empeño en el hoy?, seguramente mañana no serán nada; entonces para que preocuparnos tantos por lo cotidiano.
 A estas conclusiones me llevaban siempre este tema, claro tenía 16 años y sentía que el tiempo pasaba raudo llevándose todo. Aún sigo pensando en estas letras, con la diferencia de que el hoy tiene motivos. En todo caso siguen siendo prácticas mis reflexiones juveniles sobretodo cuando debo plantear situaciones complicadas en mi vida, el otro día despedí a un par de personas, me daba mucha lata hacerlo pero inexorablemente debía. Entonces pensaba en estas letras y me dije "...a la conxe...." y lo hice sin mirar atrás, total el hoy pasa y mañana no tendrá mucho valor... o sí? millicen Creo que definitivamente esta canción tiene un caracter filosofico empedernido ya que tiene mucho que ver con la temporalidad de las cosas, es decir, que pasa con una cosa o una palabra despues de dicha u ocupada se pregunta si son utilizadas nuevamente o se pierden en el tiempo o quedan flotando por siempre? ese es el caracter filosofico que pienso que tiene esta canción Que sucede con la vida misma y las pequeñas cosas luego de que pasa su momento

Nadine A mí me conmueve mucho esta canción por la ausencia absoluta de respuestas, por la frustración que produce ver cómo todo se va y no tener cómo retener el presente, el instante vivido. Pero veo además, la ilusión de que exista un dónde o un qué donde reencontrarse con lo vivido, como otra dimensión, un mundo paralelo donde se imprimen y siguen realmente vivos los recuerdos... pero también veo la esperanza de una trasmutación, "en qué se habrán convertido mis viejos zapatos?¿Acaso nunca vuelven a ser algo?" como quien cree o desea creer en la reencarnación, en ese constante ser de las cosas, en la transmutación de la energía, esa forma de inmortalidad de la que hablan los budistas... Milicen allí van los señoríos derechos a se acabar y consumir; allí los ríos caudales, allí los otros medianos y más chicos, y llegados, son iguales los que viven por sus manos y los ricos. ¿? jajaja

 Jorge Manrriquez WEna onda Milicen Ahora vi que Eres Español jajaja y como te gusta MAnrriquez a ver si es que sabes que es esto Ovbiamente es español monica on la ayuda de nuestro Señor Don Cristo Don Salvador, Señor que está en el honor y Señor que tiene el mandato con el Padre con el Espíritu Santo en los siglos de los siglos. Háganos Dios omnipotente hacer tal servicio que delante de su faz gozosos seamos. Amén. escaramujo Milicen. ¿Por qué me glosas de esa manera?. También es fastidiado que las primeras palabras en castellano estén dedicadas a dios y yo me haya pasado toda la semana agitando el materialismo más ateo por el foro. En fin, observa que la glosilla también habla de gozar delante de la faz de Dios. Un abrazo Milicen.
Milicen Me dejaste anonadada pense que en verdad no la sabrías pero viniendo de un Español no me sorprende eso si esta si que no sabes de quien es Ovbiamente siempre son españolas monica ¡Rey don Sancho, rey don Sancho!, no digas que no te aviso, que de dentro de Zamora un traidor ha salido; llámase Vellido Dolfos, hijo de Dolfos Vellido, cuatro traiciones ha hecho, y con esta serán cinco. Si gran traidor fue el padre, mayor traidor es el hijo. Gritos dan en el real: —¡A don Sancho han mal herido! Muerto le ha Vellido Dolfos, ¡gran traición ha cometido! Desque le tuviera muerto, metiose por un postigo, por las calle de Zamora va dando voces y gritos: —Tiempo era, doña Urraca, de cumplir lo prometido.

 Javo76 Buen análisis Duelo_trova y muchas gracias por el fragmento del poema Cortazar, muy bien citado. Aunque yo no me quedaría con la proposición de que acaso las cosas no vuelven a hacer algo; no vuleven a ser lo mismo, eso en definitva, pero forman parte ya de otra cosa (la eterna ley de la causa y el efecto), la eterna transformación. Esta canción, siempre me lleva a pensar en otra, no de Silvio, sí de Serrat, "Aquellas pequeñas cosas" "Uno se cree que las mató el tiempo y la ausencia. Pero su tren vendió boleto de ida y vuelta. Son aquellas pequeñas cosas, que nos dejó un tiempo de rosas en un rincón, en un papel o en un cajón. Como un ladrón te acechan detrás de la puerta. Te tienen tan a su merced como hojas muertas que el viento arrastra allá o aquí, que te sonríen tristes y nos hacen que lloremos cuando nadie nos ve." Igual que Silvio, Joan Manuel, no sabe ¿a donde van?, pero sabe, al igual que Silvio, que pueden volver (distintas porque nunca se puede sentir igual un momento o una sensación) y revelarnos su trascendencia, que creíamos infima. P.D. Estoy aprendiendo mucho de ustedes, gracias Maine por lo del "Ubi Sunt?"

Andres Sabés Iván que me quedé pensando bastante en tu análisis y en los comentarios posteriores -grande
Maine por lo del Ubi sunt-, y repasando la canción me quedo con éste matiz: "¿Acaso nunca vuelven a ser algo? ¿Acaso se van?" No solo se pregunta a dónde van todas las cosas que nomina, sino que además se pregunta si de hecho se van. Y eso me parece que va de la mano de las cosas que ennumera. ¿No está presente en nosotros la mano amiga? ¿Los pequeños terribles encantos que tiene el hogar? Y el descalzarse en la puerta, ¿no tiene la misma presencia, la misma maravilla de lo sencillo, que tiene Velia cuando dice: "en el tumulto, pisarte los pies"? Creo que algo maravilloso que uno percibe en un segundo repaso de esta canción es la imagen de todas esas cosas buscando un lugar a dónde ir. Buscando calor entre las rendijas, queriando pasar cual gotas de lluvia, o incluso prisioneras de un ventarrón. Esa personificación de la búsqueda, y la trasendencia de no solo dudar sobre a dónde van las cosas, sino también preguntarse si es que se van, es lo que hace que esta canción sea una joya para mí. Sobre el vínculo con "Y nada más", no lo veo tan claro, creo que esa canción tiene otra simiente. Pero voy al análisis ahora, a ver que me estoy perdiendo. Abrazos, Vasco.-

No hay comentarios: