miércoles, mayo 09, 2007

Interpretación de la Maza

Silviofilos

Interpretación de Maine:
Primero dediquemos este intento a Julián, por confiar en mi criterio y ponerme en este aprieto. Lo difícil no es analizar la canción, lo difícil es hacerlo sin escribir un tratado entero sobre lo que es el creer, lo que es la esperanza desde la óptica marxista. Siendo breves, el alma de esta canción es un mensaje muy claro: dejar de creer es entregarse a la chatura; artística, ideológica, no importa, entregarse a la superficialidad. Toda la canción se organiza en base a la anáfora( que es la repetición en el comienzo del verso) de “si no creyera…”, que es el hilo conductor de la canción. Las estrofas se suspenden en ese condicional “si..” para volcar todo su contenido en el estribillo y completar el sentido.

¿Y qué es ese “creer”?. Los postmarxistas han hablado de la importancia de conservar la esperanza. Pero no es la palabrita cursi de cuadrito, sino la esperanza como resistencia. Una de las armas más fuertes del capitalismo ha sido educar a las nuevas generaciones bajo la creencia de que nada puede cambiar, que las cosas son así y que el ser humano está perdido y no puede regenerarse.

Si el capitalismo logra que el pueblo se desencante, si logra el descreimiento, entonces lo mantiene inmóvil, sin luchar. El postmarxismo entendió que si no se cree en el ser humano, si no existe esperanza y fe en lo que se puede lograr, entonces se sucumbe a la opresión y no se intenta el cambio. Como sea, hay que resucitar la esperanza, algo de esto mencionaba en el análisis de “Como esperando abril”. ¿Y qué iba a hacer Silvio sino ir por el mundo repartiendo esperanza? Ningún revolucionario puede ser un descreído, es más, el creer en su estrella es lo que lo define como sujeto, por eso si no cree, se siente que no es nada, que es la maza sin cantera, la herramienta sin la materia, el objeto sin su razón de ser.

Si me meto a analizar verso por verso no salgo más, el análisis literario intrínseco lo dejo para otra ocasión así extraemos el mensaje en bruto. Creo que una de las estrofas más explícitas en cuanto a la esperanza revolucionaria es la segunda. La balanza y el equilibrio me parece que dejan de ser símbolo de justicia para ser, en esta canción, símbolos de la igualdad social que persigue, ¿y cómo no creer en la igualdad, en equilibrio, en el reparto equitativo? Creer en el delirio es el motor de todo cambio, el delirio en el sentido de la utopía (no en el sentido negativo que le daba Marx) sino en el sentido del sueño que mueve al ser humano a ir hacia delante, “hablar de cosas imposibles” nos lleva a perseguirlas. Y cierra con “si no creyera en la esperanza” que considero el verso más significativo de la canción.

Las otras dos estrofas que la rodean se focalizan en la expresión, otro de los puntos de apoyo de la canción. El canto del pájaro y su propio canto, que entroncan con el estribillo en cuanto a la temática del arte comprometido con un ideal. Si no creyera, qué cosa fuera. Sin la materia de mis convicciones mi arte sería sólo forma, sin contenido. El martillo para extraer la piedra de la cantera, sin ella. Una mezcla de guitarra y ser humano (cuerdas- tendones / carne-madera) pero informe y sin sentido. Su instrumento solo brillaría de forma artificial (lucecitas montadas para escena) una parafernalia sin mensaje. El testaferro, lo aparente, lo que está en representación de otra cosa sin serlo, al servicio de los aplausos.

Su arte sin ideas, sin creencias, es como algo que aparenta ser nuevo pero es lo mismo de siempre (un servidor de pasado en copa nueva, o como dice Benedetti: “en otra cápsula, la misma pócima”) Sería un mero adorno estético, trapo y lentejuela, sin profundidad. Todo eso “fuera” su mensaje “si no creyera”. El arte que no es comprometido con una creencia, no es más que papelitos de colores. Las estrofas que siguen son más aguerridas y ya se van metiendo en el terreno de la lucha.

Me interesa particularmente el creer en “algo puro” porque se relaciona con la resistencia a creer en que todo está corrupto, que se ha degenerado. No es en otra dirección lo que dijo Fito Paez: “Quién dijo que todo está perdido, yo vengo a ofrecer mi corazón”. Porque creer que todo está perdido es rendirse, desconfiar, corromperse. Hay que creer en el compromiso “hacerse hermano de la vida”, creer que vale la pena el dolor “lo que duele” y las heridas por lo que va a venir, creer en l@s compañer@s que están por lo mismo: “en quien me escucha”, creer en el futuro como algo capaz de ser cambiado por el ser humano. No quiero hacer algo kilométrico porque después da pereza leerlo, así que voy cerrando el tema. Espero sus opiniones, espero no aburrir y espero que la esperanza siempre juegue con las nubes a ser un jardín a la espera de abril.

Aportación de inconstante
Muy interesante la interpretacipon desde la óptica marxista (la mejor posible, je), la idea de la esperanza y del compromiso, aunque, sin querer ser impertinente, me gustaría agregar algún esbozo de idea. Alguna vez escuché que la interpretación que brindaba Silvio a la metáfora de la maza era (si la memoria no me falla) la del trovador y el público (el pueblo, en este caso al tratarse de música popular), es decir, el primero es la maza, y el segundo, la cantera. La maza es utilizada para sacar lo aprovechable de la cantera, en este caso, el trovador se brinda para reflejar al pueblo y extraer una síntesis del mismo desde la canción.

Es decir, "¿Qué cosa fuera...?" el trovador sin el pueblo, ¿qué sentido tiene la canción si no es brindada al pueblo? Precisamente, un "artista" aislado de las condiciones del contexto social, un "amasijo hecho de cuerdas y tendones", etc. Esto está brillantemente explicado por Maine, y no tendría sentido que yo agregase nada.

El artista sin su público no es nada, existe por y para el mismo. (no confundir compromiso con demagogia, la segunda suele estar asociada al lucro). Claro que eso no lo es todo, también está el compromiso ideológico, la esperanza, el delirio, la estética (la garganta del sinsonte). Insisto, esto Maine lo explicó en forma impecable. En fin, hasta aquí llega mi intento de racionalizar a Silvio, generalmente trato de evitar hacerlo en demasía, sino pierde un tantillo de encanto.


Perdón por la intromisión en el análisis y saludos para todos, especialmente para la genia de Maine (desde mi humilde lugar de "nuevo", apoyo su nombramiento para la moderación). Edit: Ya que estamos, me tomo el atrvimiento de pedirle a Maine un análisis de "Oh melancolía"

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Se agradece la respuesta,

"que el canto tiene sentido
cuando palpita en las venas
del que morirá cantando
las verdades verdaderas"
Victor Jara

Ricardo Baeza Weinmann dijo...

Yo entiendo algo muy diferente. Investigando descubrí que la "maza" es el nombre que se la da a cada uno de los 3 rodillos de la máquina que muele la caña de azúcar (recordemos que en Cuba, la caña de azúcar es clave en su vida económica). Por su parte, "cantera" también hace referencia a la destreza de un trabajador en su oficio. Por lo tanto la frase "qué cosa fuera la maza sin cantera" la interpreto como una apología al valor del trabajador por sobre la máquina, de la destreza y el espíritu por sobre lo material

- Corita - dijo...

Buenas tardes.
Para mi la maza (herramienta de las mas antiguas) es eso, una herramienta con la que se trabaja la cantera...." La maza sin cantera" es entonces, una metáfora... que seria de una cosa sin la existencia de la otra???...."que seria del cuerpo sin alma?" "que seria del artista sin su publico?" "del hombre sin amor?...."
Hace muy poco que me permití escuchar a Silvio Rodriguez. Ahora veo lo mucho que me he estado perdiendo, pero no importa porque pienso ponerme rápidamente al día ya que me tiene cautivada.
Muchas gracias por leer mi humilde comentario.
Saludos!

Matías Barletta dijo...

Según una entrevista :

La maza.

Es un poco la razón de ser del artista, de su compromiso, que no se deja seducir por los artificios y superficialidades que suelen acompañar a algunas manifestaciones escénicas…

¿La cantera es el pueblo?

La cantera es de donde se sacan los cantos, la maza es con lo que se golpea. Si no hubiera una cantera de donde sacar un producto, algo para qué serviría la maza.

Es decir, que tú sacas tu canto de las vivencias del pueblo o podría ser que la maza es la que moldea el mármol, es decir, que el cantor moldea la conciencia del pueblo.

No, no se me había ni ocurrido. Es al revés, lo primero.


Anónimo dijo...

Esta canción, tan críptica para los profanos, es completamente clara para los iniciados. La maza, el cincel, y la regla de 24", son las herramientas del aprendiz masón. En el simbolismo masónico, la piedra bruta somos nosotros, y utilizamos el maso y el cincel para eliminar nuestras imperfecciones. La cantera, era el lugar donde los aprendices masónes operativos del medioevo, buscaban las piedras con las cuales construirían los maestros.
Silvio, claramente nos dice que la herramienta no tiene sentido de ser sin un objeto. Ese objeto, es el aprendiz. Es aquel que desea convertirse en mejor persona. El trabajo, es espirtual, y así lo indica Silvio en la siguiente estrofa:

qué cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera
un amasijo hecho de cuerdas y tendones
un revoltijo de carne con madera
un instrumento sin mejores resplandores
qué lucecitas montadas para escena

Sin lo espiritual, solo seríamos carne, tendones, lucecitas. Solo quedaría lo superficial.

La siguiente estrofa también es muy clara en la masonería:

un testaferro del traidor de los aplausos
un servidor de pasado en copa nueva
un eternizador de dioses del ocaso
júbilo hervido con trapo y lentejuela

Sin el crecimiento espiritual, el ego se elevaría nublado por los apalausos, creyendonos mas que otros. La razón se vería afectada por la religión, eternizando dioses del ocaso.

En definitiva, ¿Qué cosa fuera la maza sin cantera?, significa "De que serviría la masonería sin sus hombres?"

Guillermo García Rougé dijo...

Canción ontológica y por extensión y sin pretensión política. Así me la atribuyo, gracias Silvio!
Página de Música para compartir
Bonito blog!

Natasha dijo...

Hola a todos yo la interpreté a la masa como el objeto de poder y silvio no trabajando para el sino para el q le da sentido a sus letras q es el pueblo saludos!

jajugon dijo...

Aquí una propuesta...

https://arjai.wordpress.com/2016/05/03/la-maza-de-silvio-rodriguez-una-lectura-filosofica/

Jovix dijo...

Todas estas interpretaciones concuerdo con que son correctas, el significado esta claro, pero creo que la analogía que hace Silvio nace con respecto a su guitarra, su maza, y el pueblo su cantera.

Ana Maria Marrapodi dijo...


Ana Maaria Marrapodi

Me aclararon mucho la letra de esta bella canción de Silvio. Me gusta lo que dice el amigo Matias Barleta, muy claro. Gracias a todos

Alejandro dijo...

Genial la interpretación postmarxista, me gustó mucho.