miércoles, septiembre 09, 2009

Analisis:Detalle de mujer con sombrero




Maine
Por ahí tiraban la idea de dejar analizada la tetralogía, contando con un gran primer paso de Javier, que se solidarizaba revelando las verdades de su libreta de interpretaciones. Se me aparece como uno de esos cuadernos privados que uno guarda con más celo que un tesoro, ¡cuántos años te ha acompañado, cuantas maravillas encerrará! A falta de poder acceder a esa libreta mágica me aventuro a comentar algunas cosas que me impactan de “Detalle de mujer con sombrero” a la espera de ser complementado por Javier y muchos otros compañeros silviófilos. Evidentemente, no es Emilia en este caso, y más aún, no es una mujer.


Como se desprende de la primera estrofa, la voz del yo lírico es la de una entidad más que ancestral, más antigua que la formación de todo lo que conocemos, que se auto refiere.


Nací cuando las nebulosas aun eran polvo cósmico en loca presión

cuando ni el bisabuelo de este universo

había conocido la luz nací mucho antes y aun soy lo mismo que fui.


La voz relata su propio nacimiento. Se trata de aquella materia primigenia, amorfa, que luego se transformaría en nuestra galaxia, nuestro sistema y nuestra tierra. Nuestro mundo y alrededores. Me hice universo, galaxia, planeta/ en mi lomo crecieron animales y selvas. Una voz que se adjudica a la Tierra para que exprese su suerte como planeta en los siglos que han transcurrido, recurso éste que Silvio retoma de los antiguos.



Quizá no sea la Tierra, sino la propia vida, que es una idea más afín con el final de la canción. Yo lo voy a tomar provisoriamente como la Tierra y ustedes dirán. La Tierra describe el estado previo a lo que las distintas civilizaciones han llamado “la creación”, se adjudica la exclusividad de haber conocido el “antes” de cualquier génesis, de cualquier cosmogonía.



Pero lo que me interesa más es ese último verso, que se repetirá continuamente como leit-motiv (motivo conductor); nací mucho antes y aun soy lo mismo que fui.



La idea de eternidad que transmite el verso, que se complementará con el estribillo para completarse. Tiempo inabarcable por nuestra mente mortal ha transcurrido, y la Tierra se mantiene inmutable.



Lenguas de fuego, estrellas remotas

cuerpos volando y buscando la vida

breves tormentas de millones de años

ojos en cielo azul




La segunda estrofa desarrolla el contenido de la primera. Es una enumeración de lo que ha visto a su alrededor. Es el espectáculo del universo y sus componentes en movimiento, los cuerpos celestes se personifican demostrando cómo todo está orientado a la formación de la vida, sentimiento que se repite en Silvio. La noción del tiempo es trastocada para dar el punto de vista de la tierra, que considera breve una tormenta de millones de años.



Esas cosas que, no sé a ustedes, pero a mí me hacen sentir como una ínfima partícula de nada, manejando escalas tan inmensas que no registran nuestras vidas, tan efímeras, en un tiempo y espacio infinitos. Siempre pensé que el estudio de la astronomía vuelve humildes a los seres humanos, basta con mirar las estrellas, pero me fui de tema.



Que joven soy :

/que me dará la vida/:

que me dará el amor.



Este estribillo es impresionante, es lo que me movió a adorar esta canción más que cualquier otra cosa. Primero que nada destaquemos el tono alegre, de celebración, con que se canta el contenido. Segundo, el contenido propiamente.



Después de transmitir de muchas maneras posibles la idea de longevidad, permanencia, perpetuidad, digamos que la gente de imaginación infantil como yo, ya se la imagina una Tierra con un bastón y moño, cantando esta canción. Pero no, no es una figura sabia y ancestral la que quiere que imaginemos, cansada achacosa, como cualquiera imaginaría a la Tierra si tuviera que personificarla, tosiendo por la contaminación y quejándose.



Sin dar la espalda a todo eso, lo que Silvio nos ofrece es la visión de una Tierra que reboza juventud, enérgica y palpitante, con visión de futuro y ganas de recibir lo que vendrá, dispuesta a lo nuevo, abierta al porvenir. Como el estribillo se resignifica a lo largo de la canción, lo voy a retomar más adelante.



Me hice universo, galaxia, planeta

en mi lomo crecieron animales y selvas

y la inteligencia fue haciéndose rienda

nací mucho antes y aun soy lo mismo que fui.



Esta estrofa da cuenta de cómo la Tierra tiene la voluntad de narrar lo que vivió luego de esos orígenes que contaba. Aparece lo que conocemos. Primero una gradación de lo más amplio a lo más pequeño hice universo, galaxia, planeta, para luego el brote de los dos reinos, animal y vegetal (aprovecho para aclarar que los reinos son dos, el mineral no es un reino, corrección que me hizo una colega profe de biología desterrando un error que tuve toda mi vida) En fin, es bueno destacar cómo esos reinos “crecen” en su lomo, brotan por sí mismos, no hay resabios de la influencia de ningún dios, que haga criaturas de barro ni nada de eso, la visión es darwinista; la inteligencia va evolucionando desde el estadio más primitivo, y, por supuesto, somos parte de esos animales que menciona, ni más ni menos. Se repite el leit motiv.



Un semi mono, cazador de venados

pirámides, tumbas de arena del hombre

dioses y héroes,

imperios caídos guerras de la religión.



La narración sigue el transcurso lineal del tiempo. El ser humano y pronto, lo que lo identifica: su capacidad de crear para poder trascender la muerte, creación como deseo de permanencia. Por eso las pirámides, que son tumbas que apuntan al cielo, para eternizar a los difuntos. Por eso incuso la creación de seres inmortales, dioses y semidioses, los héroes mitad verdad mitad leyenda. Y pegado a esto, casi como la misma cosa, la destrucción. La dialéctica construcción / destrucción que acompañó al ser humano siempre, como animal que crea para destruir, en fin, nuestras contradicciones.



La religión se menciona para hablar de la guerra, la visión es negativa. Aquí se empieza a ver la magia del estribillo. La estrofa cerraba con la idea de guerra, para encontrar el adversativo “pero”. Significa que lo que sigue ha de atenuar en algo esa idea de destrucción. Y precisamente, lo que sigue es el canto de esperanza de la Tierra, opone a ese pasado de penurias su sentimiento de que todo aún está por comenzar. En las siguientes estrofas, el estribillo tendrá esta función esperanzadora, mostrar lo negativo siempre de cara a un futuro mejor, no hay nada más revolucionario que eso. Bueno sí, hay, pero eso es muy revolucionario también.



Me brotaron colonias, mas tarde repúblicas

y países enormes en revolución

nació quien me puso nombre y apellido

y profetas con pie de león

nací mucho antes y aun soy lo mismo que fui

Sueños armados,

ideas preciosas

mal enemigo con banderas atómicas

elementales y viejas miserias

y el corazón de un fusil.



Como ya se me está yendo la mano voy a tratar de acotar. Estas estrofas siguen con el plan, llegamos al pasado reciente. Es evidente que plantea la polaridad de los dos bloques, el país enorme es Rusia convirtiéndose en la URSS, armas que se empuñan por un sueño, por amor, por ideas. El mal enemigo con banderas atómicas no necesita mayor presentación, todos tenemos el displacer de conocerle.



Aun me paseo robándole el aire

cualquier esperanza que ablande mis guerras

soy enemigo de mi y soy amigo

de lo que he soñado que soy

nací mucho antes y aun soy lo mismo que fui.

Un embutido de ángel y bestia

la democracia y el templo hermanados

hombres, mujeres, niños y viejos

y algo para una mujer.



Se retoma el motivo antiguo de la Tierra que llora por el comportamiento de los seres humanos, tan violentos.



La diosa romana de la Tierra solía pedir ayuda a otros dioses, a veces sentía el peso de los seres humanos sobre sí. Lo que sigue es de un contenido marxista indiscutible. Ser enemigo de lo que se es, negarse a sí mismo en la búsqueda de ser algo mejor. Es pura y llanamente la dialéctica hegeliana , tesis (lo que es), antítesis (lo contrario) y síntesis (la solución armónica de esas dos. La Tierra sueña con lo contrario de lo que es, la Tierra sueña con ese cambio. Se es amigo no de lo que se es, sino de lo que se debe ser. La Tierra es perfectible y quiere mejorar.



Aquí se resignifica ese “Qué me dará la vida, qué me dará el amor”, todo ese cambio está por comenzar.



Cuando me beses, cuando me acaricies

vas a sangrar, vas a iluminarte

mi anatomía de espuma y granada

hiere y canta por mi

es que nací mucho antes y aun soy lo mismo que fui.



Cuando me dejes, cuando me rechaces

estarás destruyendo, negando a mis padres

a todos mis hijos, a lo que me hizo

y a lo que yo vine a hacer.



Ahora y por último, la voz interpela al ser humano. Dos estrofas antitéticas cuya oposición reside en la actitud que se tiene hacia la Tierra. La primera es de afecto, pero también encierra una oposición interna que descansa en la doble naturaleza de la Tierra, agradable y cruel en sus elementos. Lastima e ilumina, se expresa a través de la espuma, del fuego, creando sensaciones diversas de placer y dolor. Se defiende del ser humano y también canta.


La siguiente es la advertencia, negar la el mundo. Aunque aquí se hace más patente la idea de que pueda ser la propia vida la que habla, la existencia, por decirlo de alguna manera, en la medida en que afirma tener un rol, algo que ha venido a hacer. Un rechazo así, será un rechazo de absolutamente todo. Un rechazo de lo absoluto. Finalmente, el estribillo nos deja su carga revolucionaria. Parece una apología del porvenir, revolucionaria en la medida en que choca con la idea posmodernista de que es el fin de la historia, de que ya no hay nada que esperar, no hay futuro. En la mente de un/a revolucionari@, esto es impensable, perder la esperanza es el error del que se tiene que estar mejor prevenid@. La Tierra no está vieja y cansada, ni decepcionada.


Nos transmite su mensaje de que está a la espera de que todo cambie, sabe que necesariamente habrá nuevas cosas por descubrir, y sabe que esas cosas nuevas serán producto del amor “Qué me dará el amor”, que es lo que mueve todo. El de la Tierra es un canto alegre de esperanza, está como esperando abril (parafraseando otra interpretación), y creo que ese es un mensaje enorme para la lucha, porque impide pensar que las posibilidades ya no están y que no hay nada por hacer, choca contra el desencantamiento del hombre, tan peligroso para cualquier empresa de cambio, en fin, sobre la transmisión de mensajes esperanzadores en Silvio podría estar escribiendo muchas horas más, y ya veo que hoy estoy especialmente verborrágica. Salud a los Silviófilos que llegaron hasta acá sin aburrirse, no dejen de "pensar en cosas imposibles".

reijavo



Maine, está excelente. me gusta mucho la frase: "soy enemigo de mi y soy amigo de lo que he soñado que soy ", ya que muchas veces la he aplicado a mí mismo, tiene que ver con el inconformismo creo yo. Recalcarles a todos además que esta canción pretende ser una autobiografía de la madre Tierra, incluso antes de que se constituyera tal y como es. Nos narra desde el BigBang, la gran explosión (Los elementos generados ahí y sus combinaciones, son los que nos constituyen a todos nosotros. Sí, todos nosostors venimos desde lo mismo. No es esto maravilloso?)

JuanGui mami escribes poco pero escribes relindo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! yo simplifico esta cancion que es de mis favoritas como "la historia del mundo" por silvio rodriguez jejeje

MaineLa verdad es que me tiene tan confundida como la propia relación entre titulo y canción. A simple vista la integración a la tetralogía reside solo en el título, que la convierte, sobre todo, en prima hermana de Óleo, porque tmb se trata de una pintura. Esto lo vuelve más confuso aún.



La tierra se equipara con una mujer, eso no hay duda.Del sombrero se desprenden millones de interpretaciones que ya discutimos, y que en este caso pueden reflejar lo que la tierra tiene sobre su cabeza ( a la humanidad, sus construcciones y todo lo demás, no sé, quizá ese sea el sombrero de la tierra). Sin duda cuando Silvio dice "mujer" hay que tomarlo con cuidado porque él atribuye feminidad a casi todo lo que ama.



Por tanto, lo que une la tetralogía no es la existencia de un "tú" único, sino de una misma imagen que se desdobla en diferentes experiencias de amor de distinto tipo. Pero bueno, si fuera por esto todas las canciones de Silvio entrarían en la tetralogía asique no vale. Perdón, los dejé igual que antes con este razonamiento, espero que alguien tire alguna idea más.

Con respecto a eso de que el sombrero sea un hombre, recuerdo que cuando lo leí me pareció un tanto rebuscado, en esa ocasón busqué la palabra sombrero en el diccionario de símbolos de Cirlot, no sé si será muy útil, pero ya que entramos en el tema lo transcribo: "El sombrero, por cubrir la cabeza, tiene en general el significado de lo que ocupa la cabeza, el pensamiento. Jung (pto de vista psicoanalítico) indica que el sombrero, a diferencia de la corona, recubre a toda persona, dándole así un aspecto general. (es verdad, en este sentido lo usó Eliot) (...) Cambiarse de sombrero equivale a cambiar las ideas (...) Algunos sombreros pueden ser símbolo de la represión". Cirlot. Bueno, tampoco quedé muy conforme en ese momento, no creo que se apliquen a las cuatro canciones, pero sí quizá a alguna de ellas, por ejemplo el sombrero-represión en óleo. No sé ¿qué opinan?

cavernicolaHola, hace poco descubrí esta canción y el resto de la tetralogía al bajarme un recital, la verdad es que las 3 restantes de la tetralogia (quitando la conocida del oleo) me parecen muy buenas. He buscado por aqui los significados que dan a las canciones. Me da la impresión de que las 4 canciones de la tetralogia son una unidad, puesto que parece claro que las 2 primeras van dedicadas a Emilia, supongo que las otras 2 también.



Coincido con la interpretación de la primera parte de la canción de que es una historia de la Tierra, es muy claro, parece por lo tanto que no tiene que ver con Emilia, pero a partir de aqui, ya no estoy tan seguro: Aun me paseo robándole al aire cualquier esperanza que ablande mis guerras. Soy enemigo de mí y soy amigo de lo que he soñado que soy.



Nací mucho antes y aún soy lo mismo que fui. Un embutido de ángel y bestia, la democracia y el templo hermanados, hombres, mujeres, niños y viejos y algo para una mujer. Pero, qué joven soy... Cuando me beses, cuando me acaricies, vas a sangrar, vas a iluminarte, mi anatomía de espuma y granada hiere y canta por mí. Es que nací mucho antes y aún soy lo mismo que fui. Cuando me dejes, cuando me rechaces, estarás destruyendo, negando a mis padres, a todos mis hijos, a lo que me hizo y a lo que yo vine a hacer. Pero, qué joven soy... Cuando habla de que le dejan y rechazan ¿no puede estar refiriendose a Emilia?.



Yo interpreto que canta una historia de la Tierra, esa misma historia desemboca en su propio ser, en Silvio. Cuando dice: Soy enemigo de mí y soy amigo de lo que he soñado que soy Un embutido de ángel y bestia, la democracia y el templo hermanados, hombres, mujeres, niños y viejos y algo para una mujer. creo que puede hablar de sus propias contradicciones y de que aun así puede ofrecerle algo a una mujer Cuando me beses, cuando me acaricies, vas a sangrar, vas a iluminarte, mi anatomía de espuma y granada hiere y canta por mí.



Aqui diría que la mujer disfrutaría y sufriría con el Cuando me dejes, cuando me rechaces, estarás destruyendo, negando a mis padres, a todos mis hijos, a lo que me hizo y a lo que yo vine a hacer. Al dejar a Silvio viene a decir que no solo le rechaza a el sino incluso a los hijos que no han podido tener, es mas rechaza la propia existencia de Silvio al decir que a amarla a ella es lo que el a venido a hacer a la Tierra. Bueno, no se ¿que opinais?. Saludos

MaineYo creo que es interesante ese movimiento que señalas desde la voz de la tierra hacia la del sujeto. El tema es que lo sigo viendo de la manera en que lo expuse al principio, de que es la propia tierra la que habla de las consecuencias que tendría el rechazo o el maltrato del ser humano, por eso no me quiero extender, sería redundar en lo que puse en aquella ocasión. Pero acuerdo en que es una teoría que le confiere a la tetralogía la unidad de sentido que yo no le encuentro.

Calavera Bueno, lo que me da la impresión (y mas pensando en que la tetralogia es una especie de unidad) es que al final de la canción ya no habla de la tierra sino de si mismo, de sus contradicciones como persona y del rechazo de Emilia hacia su amor y hacia lo que hubiera podido hacer juntos como pareja, al final llega a decir incluso que el ha venido a la tierra para amarla a ella.



Volviendo a fijarme en la canción llego incluso a pensar sino está hablado todo el rato de si mismo. Al hacer la historia de la tierra desde las primitivas nubes de polvo quiza está contando su propia existencia: desde que fue creado a partir del polvo (a prtir de un espermatozoide y un ovulo) y su evolución como persona (igual que evoluciona la tierra va evolucionando el como persona hasta tomar conciencia politica).



De esta forma seria una historia personal contada a traves de la historia de la tierra. No sé quiza deliro un poco, tambien me da la impresion de que toda la tetralogia va cambiando desde un tono mas pesimista en la primera cancion hacia un tono mas optimista en las siguientes canciones, en la ultima cancion acaba diciendo que su amor canta, parece que al final se libera de algo, los mismos titulos parecen decirlo.
La primera cancion es Mujer con sombrero, la ultima es Mujer sin sombrero, parece que al dejar el sombrero deja o exorciza de alguna forma la presencia de la mujer y se libera de su penar. Quiza alucino un poco, no se

Beto Juarez
No veo que alucines en lo más mínimo. Interesante lo que propones. Y lo del sombrero que primero está y luego no, me suena muy lúcido. Si tienes tiempo, trabaja un poco tu teoría con las 4 canciones, más minuciosamente y ve hasta donde llegas, cavernicola.

tapsinhay una seccion que es cita a nicanor parra... creo que es la que ice... un embutido de angel y bestia... esa

No hay comentarios: