jueves, abril 02, 2015

Hallazgo de las piedras

Cantara en las Cumbres de las Americas.

Panamá, abril 1º - El trovador cubano Silvio Rodríguez ofrecerá un concierto durante un acto paralelo a la Cumbre de las Américas que se celebrará en Panamá el próximo 10 y 11 de abril.
“El concierto de Silvio Rodríguez está confirmado para la noche del 9 de abril”, informó Olmedo Beluche, uno de los organizadores de la cumbre. En la Universidad de Panamá, el cantautor se presentará de manera gratuita, en lo que será el primer día de la Cumbre de los Pueblos que realizará del 9 al 11 de abril y reunirá a más de tres mil integrantes de movimientos sociales del continente. “Las canciones de Silvio han expresado durante 40 años la lucha por la independencia de América Latina, la solidaridad y la justicia social”, manifestó Beluche.
Durante la Cumbre de los Pueblos, el presidente de Bolivia, Evo Morales dictará una conferencia especial en la que hablará sobre el contexto de luchas del continente y el entorno geopolítico de América Latina, así como el bloqueo a Cuba y la situación en Venezuela, país recientemente agredido por Estados Unidos.

Recordando a Juan Formel


En un momento divertido con los directores Pupy Pedroso Fernandez y Adalberto Alvarez.
Declaración del Maestro Adalberto, que no pudo estar en la cantata, por compromisos profesionales; desde Miami, su sentido mensaje: Hoy es un día muy triste para la música y los músicos cubanos, se nos fue un gigante que durante 45 años hizo bailar, reír y gozar a todo ntro. Pueblo y a otros pueblos del mundo. Se nos fue nuestro Juan Formell, nuestro Juanito. En lo personal, se me fue un amigo y hermano al que siempre respeté y admiré profundamente, dejando un gran dolor por su partida inesperada. Adiós mi hermano querido, te recordaremos cada día a través de tu obra, que es y será inmortal.
4 de Diciembre dia mundial de los Van-Van

Recibe la distinción Utilidad de la Virtud que otorga la sociedad cultural José Martin

El trovador Silvio Rodríguez, junto con el periodista y escritor cubano Víctor Francisco Pérez-Galdós, recibió ayer en La Habana (Cuba) la distinción Utilidad de la Virtud, que otorga la Sociedad Cultural José Martí (SCJM). © Oriol de ll Cruz Atencio/AIN Personas/grupos relacionados  Armando Hart Dávalos, integrante del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y presidente de esa Sociedad Cultural, entregó a Silvio Rodríguez y a Víctor Francisco Pérez-Galdós el lauro por su labor en defensa de los valores de la nación cubana y la divulgación del pensamiento del Apóstol.
Pérez-Galdós expresó su gratificación personal y profesional por haber alcanzado el galardón y explicó que abordar la obra y el pensamiento de Martí representa una tarea de júbilo. Silvio Rodríguez celebró entre anécdotas la labor decisiva que han desempeñado los trabajadores de la prensa durante más de 50 años en el proceso revolucionario cubano.

 La premiación, efectuada en la sede de la SCJM, contó con la actuación musical de Tanmy López y varios temas del disco La luz es música, que contiene la interpretación de poemas de Rubén Martínez Villena.

«La amenaza del desencanto está ahí, pero no nos puede paralizar»

David Casillas 


Desde su primer disco, Atrapados en azul (1997), que contenía aquel magnífico Papá cuéntame otra vez, Ismael Serrano entró con fuerza en el mundo de la música no sólo como una voz singular de sonoridad honda y clara sino también como un cantautor con conciencia crítica que fue capaz de hacer futuro sin romper los puentes con el pasado, apostando por creer en la gente a la que dirigía sus canciones y demostrándoles respeto, conjugando toda esa filosofía creativa con unas letras llenas de significado y una música muy bien elaborada. El próximo domingo, 8 de marzo, actúa en Ávila (Teatro de la Fundación Caja de Ávila, 20,00 horas) para presentar La llamada, su nuevo trabajo discográfico.
Ha elegido para su nuevo disco un título de significado muy abierto, ¿lo ha hecho a propósito?
El título está inspirado en las llamadas del carnaval uruguayo, expresiones populares de esas fiestas en las que los tambores salen a la calle convocando a la gente a que se sume el encuentro. Y yo creo que estas canciones tienen también ese carácter de convocatoria para salir a la calle, para asumir el protagonismo que nos corresponde, para huir del inmovilismo y de la resignación, y por eso le puse ese título.
¿Podría decirse que es una invitación a la gente para que sea protagonista de su vida en todos los sentidos?
Si, totalmente, en todos los sentidos, en lo sentimental, en lo político, en lo personal, en lo colectivo, se trata de recuperar la consciencia en lo que respecta a nuestra capacidad para influir en la realidad. Creo que una de las cosas que impone la crisis es la percepción de que no podemos hacer nada, hay un relato  que nos habla de ella como si fuese un fenómeno de la naturaleza, como si los ajustes, por ejemplo, fuesen fruto de un determinismo científico inapelable, y creo que no, son opciones políticas, y como tales son siempre revisables y tienen que dar una alternativa. Y tenemos capacidad para influir en tanto en cuanto seamos capaces de establecer lazos y vínculos entre unos y otros, y creo que para eso sirve la música, para generar espacios de encuentro.
¿Nota que en la sociedad hay ahora mismo una cierta parálisis o cuanto menos dejadez?
No, yo creo que en ese sentido las cosas están cambiando, que la ciudadanía está más alerta que nunca, se está mirando a sí misma como hace mucho tiempo que no lo hacía. Hay una exigencia de una nueva sensibilidad política, y de hecho los políticos lo están percibiendo, los tradicionales y los nuevos liderazgos que están surgiendo.
La esperanza es buena, ¿pero el peligro de que se rompan las expectativas no puede hacer mucho daño?
Yo entiendo que la amenaza del desencanto está ahí, pero esa amenaza no nos puede paralizar. Hay que atemperar los miedos porque si somos rehenes de ellos, del pesimismo, no avanzamos; hay que arriesgar porque el que no arriesga nunca gana.
Además de hablar de la realidad social, en este disco hay también amor, poesía, filosofía..., ¿cabe todo en él?
Bueno, le canto a todo lo que me emociona, y resulta que no solamente me emocionan mis historias personales de amor y desamor, de encuentros y desencuentros, también lo hacen la realidad más cercana y lo que ocurre más allá del horizonte. El reto de un compositor, y sobre todo de un cantautor, es ser permeable, y ser capaz de entender incluso la lucha y la tragedia ajenas como propias.
También hay en sus canciones muchas referencias culturales, ¿cree que la cultura es una base fundamental sobre la que levantar cualquier objetivo de futuro?
Pues sí, y más aún en estos tiempos porque la cultura, como decía antes, lo que genera son espacios de encuentro, una entidad en común que nos ayuda a establecer lazos de solidaridad, nos ayuda a recuperar nuestra estima y a entender el mundo en el que vivimos… por lo menos a mí. Todas esas referencias literarias son a gente que me ha ayudado a entender y a sobrellevar mis miedos, mis dudas, mis inquietudes; me parece que la cultura es ese tejido sobre el cual se construyen las relaciones de solidaridad entre unos y otros, que nos permiten recuperar una empatía como animales sociales que en una sociedad cada vez más atomizada estamos perdiendo.
El disco es una reivindicación del optimismo pero también hay lugar para el desencanto, ¿son compatibles uno y otro?
Yo siempre trato de abrir una ventana a la esperanza, hay como un empeño tozudo. No creo en la vocación de fracaso, me repatea esa estética del perdedor que a veces los músicos estamos tentados de cultivar. Hay una canción que dice que «quien siempre gana nada sabe de la vida, pero esta noche nos dejamos de derrotas», es cierto, la derrota deja una enseñanza pero ya hemos aprendido suficiente. También hay que tener la ambición de ganar, de avanzar, de conseguir cosas en todos los aspectos de la vida.
Vuelve usted a hacer canciones sobre cuentos tradicionales, ¿encuentra en ellos una capacidad evocadora inagotable?
Sí, porque son valores universales y eternos en muchos aspectos, hablan de contradicciones constantes del ser humano que, por desgracia, no superamos. Y a veces les doy un giro, en un juego divertido de darles la vuelta como si fuesen un calcetín, como en el caso de Rebelión en Hamelín, pensando que quizás los ratones también se pueden revelar de alguna manera, y el caso de La casa y el lobo es una buena forma también de contarle a mi hija, cuando sea un poco mayor, cómo era la realidad cuando ella nació.
¿Tener un hijo cambia la vida más que ninguna otra cosa?
Yo creo que sí. Yo no encuentro ninguna emoción que se le parezca, la incondicionalidad, tu relación con tu hijo… es lo más inspirador, te ayuda a recuperar la capacidad para vivir por primera vez cosas que ya has vivido, una vieja sensación que creías perdida y que de pronto recuperas, porque todo se renueva. Además, cómo uno se reafirma en los principios, en la necesidad de cambiar las cosas. También es verdad que se exacerban los miedos por un lado, pero la emoción y la ilusión son tan grandes que uno se ve obligado a sobreponerse a ello.
Dice una de las canciones de La llamada que «tienen labios como espadas los sinceros»; a pesar de esa capacidad de herir ¿es mejor el sincero que el hipócrita, o no necesariamente?
Pues no siempre; a veces el sincericidio es casi tan malo como la hipocresía en algún punto. Yo creo que el fundamentalismo en cualquiera de los dos casos en esto de la sinceridad es también malísimo.
En la canción Éramos tan jóvenes toma prestada la frase «amo a una mujer clara que amo y me ama sin pedir nada», ¿está Silvio Rodríguez muy presente en su música?
Reconozco que sí, porque Silvio Rodríguez es para mí una referencia ineludible. Escuchándole aprendí a tocar la guitarra, aprendí  las cuestiones armónicas y melódicas y la forma de enfrentarme a una canción que aún hoy me siguen ayudando en mi oficio.
¿Es Silvio sólo motivo de inspiración o también quiere reivindicarle un poco ahora que parece que le tenemos olvidado?
Yo tengo a Silvio Rodríguez tan presente que no sé hasta qué punto la gente no lo conoce, para mí siempre está ahí. Lo cierto es que cada vez que viene a España sí encuentra una respuesta contundente, sí tiene su público, pero también es verdad que los medios de comunicación no lo tienen tan en cuenta como se merece, y menos las radiofórmulas musicales convencionales que han abandonado no ya a Silvio sino este tipo de expresiones artísticas. Pero eso le pasa a Silvio, le pasa a Serrat, le pasa a muchísimos artistas que cuando sacan disco prácticamente no tienen lugar para mostrarlo.
¿Tenemos la memoria de los peces para agradecer a esos creadores lo mucho que nos han dado o son simplemente intereses comerciales?
Yo creo que es un modelo de sociedad en donde todo es tratado como objeto de consumo de usar y tirar, y la carrera de un cantautor no se basa en un hit radiofónico, no es un impacto inmediato que luego se convierte en olvido; no, es una carrera que se construye con una mirada a largo plazo, con una calma, con una cierta lectura en profundidad que el ritmo trepidante no nos permite hacer en muchos aspectos y en muchas ocasiones. Se trata sobre todo de eso, que el cantautor tiene que competir de forma muy desigual con otro tipo de estéticas musicales mucho más superficiales, más inmediatas, y que, bueno, han copado hegemónicamente lo que suena en la radio.
Desde Atrapados en azul han pasado muchos discos y muchos años, ¿ha cambiado mucho la sociedad o seguimos siendo demasiado parecidos a como éramos entonces?
Yo creo que todo ha cambiado mucho. El otro día me decía una amiga que quizás seamos la generación más breve en la historia de la democracia, porque hemos sufrido el tapón generacional de nuestros padres y ahora el empuje emergente de una generación que exige su sitio. Eso ha cambiado, la participación en política de la gente más joven, la sensibilidad de la gente con respecto a lo que pasa, la necesidad de estar informado, la sensación de que el ciudadano es protagonista y de que tiene el poder de influir creo que hacía mucho tiempo que no sentía así.

show principal en la apertura del Centro Kirchner el 25 de Mayo

Hace 10 años, el Gobierno decidió convertir el ex Palacio de Correos en un descomunal espacio cultural, que finalmente será inaugurado


El cantante y compositor cubano Silvio Rodríguez será el número principal de la gala organizada por el Gobierno nacional para inaugurar finalmente, el 25 de mayo próximo, el Centro Cultural Néstor Kirchner construido a partir de lo que era el edificio del ex Palacio de Correo y Telégrafos, ubicado en la manzana delimitada por las calles Sarmiento y Bouchard y las Avenidas Leandro N. Alem y Corrientes.
 Silvio Rodríguez, show principal en la apertura del Centro Kirchner el 25 de Mayo
Así lo confirmó el propio artista a través de su blog "Segundacita.blogspot.com" y de su sitio oficial "Zurrón del Aprendiz".

"Para fines de mayo de este 2015, acepté la invitación del Ministerio de Cultura de Argentina a las jornadas de inauguración del Centro Cultural Néstor Kichner" escribió Rodríguez, quien además aprovechará para ofrecer en la previa sendos conciertos en Santiago de Chile y el Luna Park porteño.

El presupuesto exacto alcanzado por el proyecto no se sabe, y varía mucho según las fuentes.

En el Boletín Oficial del 10 de febrero de 2009 se informó que el Ministerio de Planificación le adjudicó a su construcción $ 926 millones. Aunque con el correr de los años se fueron pidiendo varias "ampliaciones" para esa cifra que terminaron duplicando su costo original. En tanto, mientras para el diario Página/12 fue de $1037 millones de acuerdo a una nota publicada el año pasado; para el economista Facundo Rodríguez, entrevistado en un informe realizado por Infobae, el monto asciende a más de $3.800 millones.

La historia dice que en 2003 el edificio dejó de utilizarse como Correo Central y en 2005 el Gobierno Nacional resolvió convocar a licitación para convertirlo en un centro cultural como parte de las celebraciones del Bicentenario de la Revolución de mayo de 1810. Así, el 24 de mayo de 2010 fue inaugurada la primera etapa del Centro Cultural del Bicentenario. En 2012 se cambió de nombre a Centro Cultural Néstor Kirchner.
Arquitectónicamente, el proyecto es descomunal por donde se lo mire.
En diez pisos y tres subsuelos albergará, por ejemplo, dos salas de conciertos -una la llamada Ballena Azul con 1.950 asientos y otra más pequeña de música de cámara en el subsuelo para 540 personas-; seis auditorios multimediales; el Chandelier, una impresionante estructura vidriada que cuelga desde el techo y que será un museo de arte moderno y la cúpula restaurada, el primer mirador público de la Ciudad.

En total, el espacio dispondrá de 51 Salas de exposición (el Chandelier de 220 metros cuadrados son dos salas) o 15.000 metros cuadrados para exhibiciones; una cúpula que da la vuelta por todo el diámetro del edificio con terrazas abiertas; tres restaurantes; 16 salas de ensayo; 18 vestíbulos y 20 camarines.

"Tendrá la más alta tecnología que garantizará una experiencia interactiva inigualable y estará conectado a una red troncal de fibra óptica 30.000 kilómetros a todo el país, será el mayor centro cultural del país", contaron desde el Ministerio de Cultura de la Nación a Télam.

Conciertos en Chile

Silvio Rodríguez vuelve a Chile en mayo con dos conciertos en Movistar Arena

A diferencia de su anterior visita, cuando llenó el Estadio Monumental, serán shows más íntimos.

por Claudio Vergara - 06/03/2015 - 04:30
LinkedIn
0
783
Ya es un clásico indiscutido de la cartelera local. Propietario de hitos imborrables y de momentos que marcaron a fuego el historial de conciertos en Chile. Si en 1990 repletó el Estadio Nacional con uno de los espectáculos más memorables que ha pasado por el  ugar -una suerte de exorcismo por años en que su cancionero fue proscrito por la dictadura-, casi dos décadas después, en 2007, canceló un show en Talca debido al alto precio de los boletos, instalando en los titulares los reclamos en torno al costo de los tickets en el país, polémica vigente hasta hoy.
Una férrea relación con Chile que durante esta temporada abrirá un nuevo episodio. Según informan desde la productora Red Eyes, el más célebre de los trovadores cubanos ya cerró dos shows para su retorno a la capital: el viernes 22 y el sábado 23 de mayo en el Movistar Arena. Una fecha doble que marcará sus primeros recitales desde diciembre de 2012, cuando, en un formato muy distinto, llegó hasta el Estadio Monumental para juntar a más de 40 mil personas y, un par de días más tarde, sumarse a los 100 años del Partido Comunista que se festejaron en otro estadio, el Nacional.
Esta vez, el nuevo cara a cara será más íntimo, en el mismo sitio por donde ya pasó en 2007. Un recinto ideal para calibrar las nuevas rutas estilísticas de Rodríguez: un creador que ha empujado su cantautoría no sólo hacia los tradicionales arreglos en guitarra y la diversificación del discurso militante, sino que también hacia áreas instrumentales más elocuentes, como el jazz, los sonidos de orquesta y la música barroca, tal como lo demuestra su última entrega, Segunda cita (2010). 
De hecho, muchos de los clásicos que presenta en escena, como Ojalá o Rabo de nube, están dotados de nuevos arreglos, reimaginados según ángulos más modernos y casi despojados de sus versiones originales.
Con nuevos amigos
En la misión, el apoyo y el oficio de sus músicos es fundamental. Se trata del Trío Trovarroco, integrado por Rachid López, César Bacaró y Maikel Elizarde, además de su esposa, la flautista Niurka González, y otro cuarteto de instrumentistas de clara inspiración jazzera. Todo bajo un repertorio que mostrará composiciones de su próximo trabajo, Amoríos, aparte de los himnos más legendarios de su trayectoria, como Quien fuera o La era está pariendo un corazón .
“La reinvención musical es parte de la nueva vida de Rodríguez, pero también su capacidad para seguir emocionando, la noche de su recital encuentra un equilibrio perfecto entre calidad, historia y lagrimas”, reseñó la prensa mexicana en el espectáculo que el cantante dio a mediados de 2014 en el DF, cuando presentó el mismo tour que traerá a Chile.
Además, se trata de nuevos bríos impulsados con ayuda ajena: en el último lustro, han sido las nuevas bandas, oriundas de variantes muy distintas a la trova, las que han revalidado la herencia artística del cubano. Por ejemplo, en 2010, los chilenos de Los Bunkers lanzaron el exitoso álbum Música libre, donde -con inventiva y bajo la capacidad de hacer olvidar los temas originales- versionaron algunas de sus creaciones más reconocidas.
Por su parte, el dúo puertorriqueño Calle 13 lo invitó a uno de sus últimos singles, Ojos color sol, parte de su producción más reciente, Multi viral (2014). Además, los propios miembros del conjunto han recalcado que la canción protesta empuñada por el trovador desde fines de los 60 se asemeja a su propia obra, marcada por los dardos y las críticas al sistema actual.

martes, marzo 03, 2015

Analisis Al final de este viaje en la vida

Parraga


Corina Mestre y Augusto Blanca

Ricardo Flecha






Compañero Silvio Rodríguez

Apreciado hijo le hago esta carta para
darle las gracias por usted tener la
gentileza de venir a este reparto de
Párraga para tener la suerte de
su actuación, gracias muchas gracias
Sus canciones son bellas y
gustan mucho-
También le doy las gracias
porque usted le dio a la cantante
María Elena Pena hacerle un disco
que creo que es el primero de ella
gracias muchas gracias por ese gesto
con ella
Que Dios te bendiga y te de
mucha salud para que sigas
llevando a la raíz esas alegrías.
Atentamente una fiel oyente
Soy una anciana que tengo 81
años de edad
Felicidades hijo Silvio

El cantatutor cubano Pablo Milanes se ha asociado con el compositor Jose Maria Vitier para grabar un album

El cantautor cubano Pablo Milanés se ha asociado con el compositor José María Vitier para grabar un álbum

José María Vitier ha escrito música para diferentes medios, como el cine, el teatro, la televisión y la radio
Modesto A. Tuñón F.
Al igual que las otras temporadas, el otoño está lleno de connotaciones. El cambio del color de las hojas y su caída en preparación para el invierno, traslucen también la sensación de senectud.
Es por esta razón, que esta estación ha inspirado múltiples obras, tanto en las artes visuales como en la literatura y en la canción. Dos ejemplos son El otoño del patriarca , de Gabriel García Márquez, así como la suave melodía interpretada por Nat King Cole, que alude a este periodo.
José María Vitier ha escrito música para diferentes medios, como el cine, el teatro, la televisión y la radio. Cuando llegan a edades otoñales, los artistas miran hacia atrás. Es entonces cuando se percatan de que es necesario recorrer la creación vivida, para poner de relieve aquello que se dejó en el camino; ahora con nuevos enfoques o con el dinamismo generado con la experiencia. Algo similar parece haber ocurrido al cantautor cubano Pablo Milanés, quien se ha asociado con el compositor José María Vitier para dar realidad a algunos materiales que les han rondado.
El producto de esta colaboración es un disco denominado Canción de otoño , que conjuga textos y armonías musicales de uno y otro; además de fragmentos de poesía de autores como Rubén Darío, José Martí, Federico García Lorca, Salvador Díaz Mirón, Gabriela Mistral, Cintio Vitier y otros. Todos han dejado plasmado en estas letras, sensaciones como el amor, la soledad, deseos, la muerte, el nacionalismo y la religiosidad.
Vitier confiesa que hace dos años, Milanés le visitó para proponerle este proyecto, que además, se inspiraba en un interés de más de 30 años de espera. El autor había compuesto algunas canciones luego de escuchar al cofundador de la Nueva Trova y le pareció excelente la iniciativa. Reunieron a sus equipos técnicos y Vitier extrajo sus apuntes con versos musicalizados de varios poetas y se metieron a trabajar hasta culminar este compendio.
DOS GRANDES SOBRE EL ESCENARIO
El concierto de presentación tuvo lugar en el Teatro Nacional de Cuba ante un lleno impresionante durante una noche templada y amenazada por un frente frío que se asomaba a La Habana. Justo a la hora programada, se apagaron las luces y un escenario lleno de pantallas de diferentes dimensiones apareció sobre el escenario. Ellas crearían el ambiente a cada interpretación y los diseños plasmados cambiaron, conforme fueron entregando la propuesta.
Vitier se sentó al piano e interpretó un par de arreglos y luego introdujo a Milanés, quien cantó una versión de unos versos muy sencillos de Eugene O’Neill: Paloma plañidera , para posteriormente refugiarse en dos de sus clásicos: Ya ves y Para vivir , que hicieron recordar al público, mientras seguía a coro al cantante, en las épocas en que los trovadores inundaban el espíritu revolucionario y la sensibilidad de una juventud llena de desafíos.
Luego de esta introducción, Pablo salió del escenario y el pianista retomó su instrumento para ofrecer una de sus creaciones que se constituyó en tema de la película del mismo nombre: Fresa y chocolate . El dúo se volvió a constituir; empezaron con el repertorio de su nuevo DVD y entregaron Canción de otoño de Rubén Darío. Milanés hizo la explicación acerca de la utilización del concepto de otoño en el título, término orientado por las respectivas edades y el camino recorrido por los cantantes.
Vitier se esmeró en conferir cierta musicalidad a las piezas, como quien ornamenta una joya con filigrana, tan delicada y sin quitar el sentido a los versos, a las figuras y a la rítmica que la acompaña.
Milanés todavía mantiene su impresionante voz, matizando cada palabra, metáfora, repetición. Es capaz de modular con un sentimiento que impulsa a los oyentes a imaginar el vuelo de la paloma, el águila con el poema de O’Neill, o los besos de Mistral, por mencionar algunos casos.
Las líneas de Martí sobre el sentimiento de ser cubano ocuparon un lugar especial en la audición. El cantante resaltó la necesidad en este momento de mencionar la vigencia de este gentilicio. Interpretó además dos canciones de autoras locales, Silvia Rodríguez Rivero y Fina García-Marruz, Quizás fue ayer, de la primera y Solo el amor , dedicada a su pareja, Vitier.
Una última canción fue dedicada a la virgen de la Caridad del Cobre, Al pie de tus altares , que hace una invitación a reunir a la familia cubana en el territorio de la isla. Esta composición de Vitier, resalta el sentimiento de religiosidad y propone utilizar los mares para llegar a la tierra de los orígenes y envolver a la población en un proyecto futuro común.

El estreno de El vigia año 1984


Al final de la entrevista que Alvaro Godoy le hace a Silvio Rodríguez en 1984 en Buenos Aires para la revista La Bicicleta de Chile, este accede a cantar una canción hasta entonces inédita que se llama "El vigía", quizás como un mensaje a Chile que tendrá que esperar seis años más para poder verlo en vivo: "Pero yo sigo esperando que lleguen cantando la lluvia y mi hora"

Cronicas de concierto Katia Cardenal

http://www.elnuevodiario.com.ni/variedades/354019-katia-cardenal-cautivo/
http://www.confidencial.com.ni/articulo/21082/teatro-nacional-se-rindio-ante-katia-cardenal

Manik le brindará una serenata a Silvio Rodríguez


Se realizará en el Café lectura Bellas Alas este jueves con entrada libre y gratuita.


Este jueves a las 22hs inicia en Café Lectura Bellas Alas (Avda. Belgrano S 1807, frente de la Plaza del Maestro) un Ciclo de música con Mánik, brindando en la ocasión una Serenata a Silvio Rodríguez. 

El cantautor, guitarrista y poeta cubano con más de cuatro décadas de carrera musical, que ha compuesto al menos quinientas canciones y publicado una veintena de álbumes, siendo uno de los cantautores de mayor trascendencia internacional del habla hispana, en palabras de Mánik “es un cantautor inagotable capaz de hacer la declaración de amor más dulce, y la denuncia más certera, siempre de la mano de la belleza nacida entre su guitarra y su voz”.

Mánik es Emilio Rivera, oriundo de Buenos Aires. Estudio guitarra desde los 12 años, iniciado en el campo del Folclore para luego ampliar su formación con mensajeros provenientes de otras formas de hacer música, como Atahualpa Yupanqui, Alfredo Zitarrosa, Silvio Rodríguez, John Lennon y Luis Alberto Spinetta, entre varios más. "Canta Mánik" es un ciclo de cuatro espectáculos, que busca reflejar ese pluralismo de la historia musical Mánik. 

Homenaje Ali Primera:a 30 años de su siembra

Por:   | Versión para imprimir



 Caratula del CD

CARATULA DEL CD


BAJE AQUÍ EL CD DE ALI PRIMERA COMPAÑERO DE TODOS:
18 de febrero de 2015.-
A través del anterior link se puede acceder a un trabajo colectivo de producción musical de compañeros y amigos del entrañable Alí Primera: un homenaje a su invalorable obra como Cantautor del Pueblo:
I.-Compañero de Todos. Poema de  Gloria Martín. Música de Diego Silva Silva.
II.- Ali Primero. (Tributo Popular a Ali Primera). Diego Silva Silva, Obra Sinfónica sobre cantos de Ali Primera.
III.-                                                                                      
01. Coquivacoa                                                                     Amaranta Pérez-Ali Alejandro
02. Techos de Cartón                                                            José Alejandro Paredes*
03. La Puerta                                                                         Hanoi –Lilia Vera
04. Blanquísima Gaviota                                                       José Garcés
05. Canción Mansa                                                               Ali Alejandro
06. Cielo Despejado                                                              Renny Vargas –Lilia Vera*
07. La Canción de Luis Mariano                                          José Alejandro Delgado
08. Sangueo para el Regreso                                                 Martha Doudiers
09. Zapatos de mi Conciencia                                               Luis Suárez –Lilia Vera*
10. Tin Marin                                                                        Cuatro Cantos
11. Esclavo de Esclavo                                                         Sandino Primera
IV.-Palabras de Silvio Rodríguez.. **.
Orquesta Sinfónica de Falcón. Director invitado, concepto y  arreglos: Diego Silva Silva
Invitada Especial: Lilia Vera
*Todos los textos de Ali fueron leídos por Gloria Martín
(El arreglo de voces de Tin Marin es de Cuatro Cantos)
**Fragmentos del concierto en el barrio Lutgardita de La Habana, Cuba y la entrevista que realizó la periodista venezolana Lil Rodríguez el 13 de mayo de 2011. Silvio fue acompañado por el grupo Trovarroco.
Trompetista invitado: José Rodríguez
Arpista invitado: Obadías Guerra
Percusionistas invitados: Jesús Bosque, Randy Guerrero
Tecladista invitado: Gregory Antonetti
Teclado digital: diego Silva Silva
Producción: Luis Suarez
Producción Ejecutiva: Emmy Herrera
Ingeniero de Sonido: Tomás Cardona
Grabado en el Teatro Armonía de Coro el 25 de Septiembre de 2011 y en el estudio de Grabación de Tomás Cardona.
Mezcla y Edición: Tomás Cardona / Diego Silva Silva.
Matrizaje: Jesús Jiménez
Selección de piezas, arreglos,  concepto y dirección general: Diego Silva Silva.   
Agradecimientos: Gobernadora del estado Falcón Estela Lugo de Montilla, Luis Suárez, Maestra Teresa Hernández, Lil Rodríguez, Silvio Rodríguez, Teatro Armonía de Coro, Ateneo de Coro, Ingeniero Tomás Cardona.
Presentación
Ali Primera vivió un momento histórico muy duro. Él alzó su voz con coraje y gallardía para decir verdades; a veces con una prosa cortante, directa, incisiva, con acompañamiento musical muy sencillo..otras veces, con un delicado sentido poético inspirado siempre en la imaginería popular y en los saberes ancestrales. Y desde su formación musical autodidacta, con una exquisitez melódica que compensa generosamente su poca afición por las armonías complicadas; quizás porque en el fondo, lo que él más deseaba, es que cualquier persona, con conocimientos básicos, pudiera cantarlas.
La interacción social de la canción de Alí es su especificidad,  su inmanencia intrínseca: en ella,  la acción perdura en su interior debido a que su finalidad está en absoluta concordancia con su razón de ser y por ello se puede perfilar como una crónica de las cotidianidades, desde una visión de hondo contenido poético y social; o militante y combativa; de denuncia y convocatoria; de reconocimiento y homenaje a los que han muerto por la vida aunque no los llamemos muertos (Alí Primera).
En el año 2006, tuve la oportunidad de hacerle un homenaje sinfónico al Padre Cantor Ali Primera (Caracas. Sala Rios Reyna del Teatro Teresa Carreño); ese homenaje lo llamé “En el Péndulo Eterno”.
Esto trajo como consecuencia, desde el ámbito académico de la música en Venezuela, una oleada de ofensas por internet; éstas iban desde la descalificación a mi persona hasta la ridiculización de Ali Primera.
En primer lugar: he notado cómo en todos estos años (desde 1980 aproximadamente), las orquestas venezolanas han ejecutado programas de concierto con músicas de artistas populares, inclusive de artistas no nacionales, como es el caso del grupo de rock Pink Floyd (al que se le hizo un homenaje), de los Beatles y de algunos exponentes de la música bailable del Caribe, llegan hasta celebrar el estadounidense Halloween;  y ello no ocasionó ningún tipo de molestias ni críticas en el medio (algunos de los muy reconocidos artistas del ámbito académico de la música participaron y participan en estos eventos).
En segundo lugar: siendo Venezuela un país que se enuncia como  Bolivariano; me pregunto entonces como puede ser posible que se fomente  la participación permanente de autores foráneos con preeminencia sobre los autores nacionales en los repertorios que consuetudinariamente ejecutan las diferentes agrupaciones instrumentales y corales del ámbito académico venezolano.
De lo que se trata aquí es de desmontar ese mito de la dependencia cultural que considera a las orquestas sinfónicas y su repertorio decimonónico (mayoritariamente) como la máxima expresión de la música, el destino último de todo artista que haya logrado un alto nivel de desarrollo técnico y conceptual en el adiestramiento para ejecutar la música de unos cinco países de europa correspondiente a unos 250 años de su historia.
Las orquestas sinfónicas son un instrumento diseñado para perpetuar los valores de occidente, específicamente los de Europa central; nuestro deber como compositores y sujetos históricos es resemantizarlas, dotándolas de nuevos contenidos y simbologías y esto, a mi entender, abarca los campos académicos y populares: herencia y continuidad.
Podrían entonces decirme..sí, pero esas inclusiones (en los repertorios sinfónicos) hay que hacerlas con obras específicas compuestas para estas agrupaciones instrumentales, no con arreglos (paradógicamente, el perfil principal de mi quehacer en la música es el de COMPOSITOR). Pero ésto cabría si en primer lugar no se ejecutara nunca jamás, en estas orquestas, otro repertorio que no sea el de las piezas escritas específicamente para esta forma de agrupación instrumental (en particular las europeas).
Por otra parte, esta posición horadaría más los espacios de exclusión y desprecio hacia las músicas populares: actitudes cultivadas desde la perspectiva eurocentrista que forma y deforma a nuestros músicos en los conservatorios, especialmente contra aquellas canciones cuyo contenido ideológico expresa con dureza y también a veces poéticamente las aberraciones del régimen de injusticia internacional que invade y depreda naciones a nombre de la libertad y los derechos humanos...es decir, violan los derechos humanos a nombre de los mismos.
Hoy, por una iniciativa de Luis Suárez, quien conoció, trabajó y discutió con Ali, pudimos concretar este proyecto (con muchas limitaciones y carencias), con la buena disposición de la Orquesta Sinfónica de Falcón (Orquesta integrada en su mayoría por estudiantes de alto nivel y talento) y en especial de su Directora, la Maestra Teresa Hernández.
Todos los cantores participantes en este trabajo están comprometidos con la canción de hondo contenido poético y social (llámese canción necesaria o de otra manera); me es muy grato contar con la participación especial de Gloria Martin (la madre cantora) y Lilia Vera, compañeras de “cantos y labores” de Ali y de todos los pueblos del mundo, con el sentido de desprendimiento y profunda humanidad que siempre las ha distinguido.
Así mismo, quiero destacar la gentileza de la periodista Lil Rodríguez, quien de manera oportuna, al enterarse de este proyecto, me puso a la disposición la entrevista que realizó en el año 2011 en la Habana  al gran trovador cubano Silvio Rodríguez, haciendo posteriormente la mediación para que un fragmento de esa entrevista (editada por mí), y la dedicatoria que hizo a Alí de la su canción EL NECIO en un barrio de la Habana, nos fuera concedida para ser insertadas en este CD.
Quiero destacar el aporte artístico y humano del ingeniero de sonido Tomás Cardona.
Honrar a Ali es erradicar la mentira, borrando la vergonzosa huella que deja la sumisión.
Siempre que Triunfa la Vida, pierde espacio la amargura..(Ali Primera).
Salud!!!