lunes, octubre 06, 2008

En mi calle:analisis


Silviofilos
Camilo_Muñoz


La cancion va muy clara por todo el cuerpo, pero hay una cosa que descubri recien. cuando en la primera estrofa dice En mi calle hay una acera gris donde se pegan las miradas del que mira a donde va, en mi calle hay un banco que es tan largo y blanco como el marmol. ¿donde iremos a parar?. pero si solo quitamos el interrogante queda asi. tan largo y blanco como el marmol donde iremos a parar. refiriendose a una lapida o algo asi, no se es una duda. me gusta muchisimo esa cancion me identifico con ella. si alguien quiere anotar algo...



JuanGui
Compañero yo creo que la cancion no lleva el interrogante y asi como dices se refiere a una lapida. Estoy seguro que del cementerio colon de la habana. Es un cementerio muy lindo arquitectonicamente hablando y todo es blanco. Yo tome algunas fotos de ese cementerio si les interesa las puedo subir.



Maine En el libro "Memoria trovada de una revolución" se comenta un poco esta canción en relación a un episodio clave en la vida de Silvio; su translado desde San Antonio de los Baños hacia la ciudad. Pero como ese libro me lo secuestró impunemente Aleia, las referencias que ahora se me escapan va a tener que compartirlas ella. Sin duda, todas esas imágenes de indiferencia y hostilidad que se muestran, responden al estado anímico de alguien a quien el nuevo ambiente en donde vive lo hace sentir privado de aquella libertad infantil que le ofrecía el ambiente natural de las afueras.




Y por eso es también que la referencia a la lápida, que a todos nos espera, se completa con la referencia al silencio y el "gris" de la acera. La gente camina mirando al suelo "donde se pegan las miradas de quien mira a dónde va", o se mira entre sí pero con miedo. Me parece muy interesante esta visión de la ciudad; siendo que siempre se enfatiza el movimiento, la velocidad y el agobio propios de lo urbano cuando se quieren exaltar las dulzuras de la tranquilidad de un medio rural. En este caso no, todo lo contrario.




La ciudad parece un sitio de fantasmas, donde predominan grises y blancos; la acera gris y las blancas ventanas, altas además, un ambiente de frio glacial. En ese sentido, tal vez, es que se puede entender esa referencia sepulcral, en vez de enfatizar el ruido de la ciudad se destaca su silencio fúnebre. La libertad y la vida estaban en otro lado, la ciudad es, entonces, su cementerio. Es claro que todo eso nos da el contraste con aquel paraiso perdido, que debemos imaginar como invariablemente verde y lleno de vida. Por oposición debemos entender que la gente en aquel sitio no es tan fría, ni se preocupa solo de su caminar.




Feliz aquella gente, Beatus Ille ya decía Horacio en el Siglo I a.C., refiriéndose a quienes viven una vida sencilla lejos del centro de la actividad de una región. Y de ahí en adelante quedó como un tópico, atravesando la literatura pastoril, hasta llegar a un Silvio que recuerda el arbol donde jugaba. "Aquel árbol que plantaron los abuelos", el mismo árbol de "Hoy no quiero estar lejos de la casa y el árbol". Ahora bien, ¿cómo entienden ustedes que entronca esa estrofa final, plagada de cuestionamientos existenciales, en donde se pregunta el por qué de sus acciones más queridas y el por qué de su propia existencia? Tal vez pueda entenderse como un ejemplo más de cómo se parte de una experiencia individual para universalizarla. Las referencias fúnebres del principio ya nos instalan en el campo semántico de vida-muerte, y lo mismo la idea de camino "en mi calle". Donde además, los recuerdos se van pasando de forma desigual. Pero no sé, quisiera saber si hay otras lecturas

No me había metido acá.
reijavo Muy buenos análisis como siempre. Tengo un entrevista a Silvio en que relata que la calle de "En mi calle" es la calle del cementerio de la Habana, las altas y blancas ventanas que miran al cielo son las lápidas, y por eso la gente pasa tan asustada. Esto en respuesta a que le preguntan sobre vivir camino al cementerio en la canción "Río", y él dice que efectivamente no es metafórico, él vivía al lado del cementerio de la habana, en esa calle.


Juangui:Fragmento del libro POR QUIEN MERECE AMOR de Ernesto Aleman y Guillermo Aleman. Si me da tiempo seguiré copiando fragmentos de este libro. Un abrazo En mi calle -Silvio, ¿por qué es tan recurrente en tus canciones el tema de la ciudad? ¿El tema de la ciudad? No sabía que lo tocaba tanto… -Si, cómo no; <> en Esto no es una elegía, o <> en Hoy no quiero estar lejos de la casa y el árbol, o la propia En mi calle, o La ciudad. Debe de ser porque vivo en una ciudad desde que era niño. Fundamentalmente eso: una ciudad que ha sido el hábitat, mi hábitat. La canción En mi calle tiene que ver con una mata de guayaba en la que a mí me gustaba treparme y jugar alrededor de ella, cuando era pequeño.




En su texto también me refiero a las calles del cementerio Colón, aunque cuando eso yo no vivía cerca de allí, esa canción la hice en casa de mi madre. Estaba un poco obsesionado con la muerte en aquella época: era un tema que me entraba y me salía muchas veces. Ahora me leo algunas canciones y tengo que hacer la interpretación ahora, pero ¿para qué? Me da la tentación de hacer lo que hizo León Felipe una vez, recitando. Le dijeron: <>, y respondió: <>, y lo volvió a leer. Pues para eso son las canciones. Para que cada cual las interprete. Y si fuera una canción reciente, uno pudiera hablar un poco de las motivaciones, pero cuando son tan antiguas, son como si no fuera mías, como si las hubiera hecho otra persona, en otro momento. Y yo me entero de eso cuando las estoy leyendo, cuando las estoy escuchando. Lógicamente, tengo mi propia interpretación y puedo decir: <>. Es una canción que se hace preguntas, con muchas reminiscencias de la adolescencia, cuando uno se cuestiona, no sabe por qué está aquí, no sabe en qué va a parar. Aca comparto dos fotos del cementerio Colón. Las tome en agosto del 2005.



Maine

Gracias por las fotos Juangui, yo había tenido la suerte de verlas en otra ocasión, es bueno que las subas aquí. O sea que en vez de comparar la ciudad con un cementerio, compara al cementerio con una ciudad. Entonces no debe tener mucho que ver con el disgusto de un "guajirito" que se translada a la ciudad, como planteaba Sanz, o por lo menos, no por la ciudad en sí misma, como pensaba yo. Es cierto que los cementerios mantienen el formato, nada más parecido a los edificios de apartamentos que los nichos. Y la propia arquitectura de los mausoleos se encarga de establecer la diferenciación social de sus "moradores". De ese cementerio en particular me llama la atención tanto blanco.



reijavo
A Silvio también ..."yo no sé por qué son tan blancas, las altas ventanas que miran al cieeeeelo..." por qué será.....será la visión de muerte que quisieron darle, una especie de antagonismo
MaineYo creo que tiene que ver con lo angélico, con una especie de anticipación del paraíso. "Tranquilizaciones" que tiene la humanidad, como decía alguien que ya no me acuerdo quién es. Salud para él. Pero mismo que los de acá no son tan blancos.



Daniel
Acerca de lo blanco del cementerio,despuès de leer las palabras de Silvio en el sepelio de Noel Nicola(alias El Dràcula,hombre armado de pètalos pintados como dientes) no puedo evitar empatizar con ese sentimiento de claridad y positividad que lanza el maestro cuando dice que Noel "ha hecho un breve paréntesis para cumplir con un requisito indispensable del ministerio natural." Si no hubiera tanto miedo a la muerte las cosas de la vida no serìan tan dramàticas y oscuras. Besos a tod@s

3 comentarios:

Rodney dijo...

Hola. Esta canción me parece extraordinaria por su contenido y su música. Está llena de nostalgia y emoción. Es una constante remembranza, una reflexión sobre la vida y su dinamismo (niñez, juventud, vejez...). "Yo no sé por qué son tan blancas las altas ventanas que miran al cielo", es una de las metáforas más hermosas de la canción. En mi opinión se refiere a las nubes; ese fenómeno tan fascinante que nos hace soñar con sus formas, volar y quizás sentir que estamos más cerca del cielo.

Rodney dijo...

Hola. Esta canción me parece extraordinaria por su contenido y su música. Está llena de nostalgia y emoción. Es una constante remembranza, una reflexión sobre la vida y su dinamismo (niñez, juventud, vejez...). "Yo no sé por qué son tan blancas las altas ventanas que miran al cielo", es una de las metáforas más hermosas de la canción. En mi opinión se refiere a las nubes; ese fenómeno tan fascinante que nos hace soñar con sus formas, volar y quizás sentir que estamos más cerca del cielo.

Carlos dijo...

En una entrevista Silvio habra sobre el tema "En mi Calle"

Silvio: ¿Sabes? es que yo vivía camino al cementerio cuando hice esa canción. Yo viví 18 años al lado del cementerio de La Habana y la ventanade mi cuarto daba al cementerio. En mi calle es una canción dedicada al cementerio de La Habana; “Mi calle”, es la calle del cementerio, y las altas ventanas que miran al cielo son las tumbas.
(Entrevistó: Álvaro Godoy, para una edición especial de la revista La Cigarra, Chile. 1990)